sábado, 10 de enero de 2009

Las favelas, villas... el urbanismo espontáneo.

Las favelas, las villas, son una arquitectura nacida de la miseria, una arquitectura precaría, que ha pervivido en el tiempo y se ha institucionalizado por la realidad social. No es una arquitectura que esté pensada para pervivir más allá del uso que se le da. Algunas favelas están construídas sobre montañas de basura. Esto, junto a la ausencia de una red de alcantarillado o agua potable hacen que los problemas sanitarios sean cotidianos.
Sudamérica ha visto crecer estos "barrios", sobre todo en la segunda mitad del siglo XX cuando se produce una gran afluencia del campo a las grandes ciudades: Río de Janeíro, Buenos Aires, Bogotá, Caracas... las autoridades políticas no pudieron, o supieron, dar una respuesta al problema de vivienda que se presentó con la llegada de miles, millones, de personas con escasos recursos que buscaban mejor vida en la ciudad. Esta gente busco solución a su problema habitacional y poco a poco fueron creándose en la periferia de las grandes ciudades lo que se ha conocido también como villas miseria.
Estos asentamientos han ido institucionalizándose, y poco a poco inscribiéndose en la realidad, dejando de ser invisibles y recibiendo atención pública. El 7% de la población de Brasil vive en favelas, y la mayor favela del país, la favela Rocinha, en Río de Janeiro, tiene más de 150.000 habitantes. Cuando se han vuelto visibles y las autoridades políticas han aceptado esta realidad impuesto por los hechos se han intentando llevar a cabo algunas actuaciones para dotar de infraestructuras a estos "barrios".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores